Facebook Twitter Youtube
Nuevo técnico del Deportivo

Lo lógico era apostar por Cristóbal

Escrito por Carlos Rosende

Martes, 24 Octubre 2017 18:42
Facebook Twitter 67
Reportar vídeo Reportar

        
Pulse para ampliar

Cristóbal Parralo, técnico del Fabril (Foto: Óscar Cajide).

Cristobal Parralo, nuevo entrenador de la primera plantilla del Deportivo, llegó a A Coruña avalado por su labor en la base y su metodología. Futbolistas y entrenadores que habían estado a sus órdenes o trabajado con él en la Damm elogiaban las capacidades del técnico cordobés, poniendo el foco en su propuesta y en la elevada exigencia del míster hacia los jugadores.

Tras un inicio de temporada 2016-17 dubitativo, marcado por las dificultades iniciales de un Fabril con muchas caras nuevas al que le costó coger el pulso a la Tercera gallega, Cristóbal ha ido creciendo en el banquillo tanto o más que sus futbolistas sobre el césped. El ascenso a Segunda B y el liderato en la categoría de bronce del fútbol español son las consecuencias del trabajo grupal bien ejecutado.

No se trata solo del qué –los resultados– sino también del cómo –el fútbol practicado por el filial deportivista–. Los muchos aficionados que se han acercado cada 15 días a Abegondo para presenciar los encuentros del segundo equipo blanquiazul lo han hecho con el firme convencimiento de que disfrutarían con las prestaciones de los jóvenes a las órdenes de Parralo. El Fabril de Cristóbal estimulaba porque contaba y cuenta con individualidades de nivel, pero también por la propuesta ambiciosa de su entrenador: sus equipos presionan arriba, atosigan e intentan robar cerca de la portería contraria, se despliegan por las bandas buscando el 2vs1 en los extremos y son ambiciosos y verticales con la pelota en los pies. 

En el Fabril, Parralo ha apostado regularmente por un 4-2-3-1 en el que el enganche hace las veces de interior en fase defensiva, replegando en 4-1-4-1 sin la pelota. "Desde que llegamos al Deportivo dijimos que a nosotros lo que nos gusta es que nuestros equipos sean dominantes, protagonistas, que no especulen y tengan claro que deben ir a presionar arriba. Queremos que la pelota circule, buscar los espacios libres y generar situaciones de gol", me explicó Cristobal hace algo más de un año cuando los resultados todavía no eran los deseados. Y el tiempo le ha dado la razón, porque su Fabril nunca ha sido un equipo anárquico o desordenado, uno de los grandes males del Deportivo en el pasado más reciente.

Conoce la casa, ha demostrado estar capacitado para asumir el reto y ahora dispone de una oportunidad única para probar su valía. Aunque a algunos nos apene que deje a medias su camino en el Fabril, la misión principal del filial no es otra que la de alimentar al primer equipo. En ese sentido, la apuesta por Cristóbal Parralo es tan lógica como merecida. 

CLICK PARA COMENTAR


 

 
El Desmarque