Facebook Twitter Youtube
Análisis completo de la actualidad

Richard Barral: "¿La deuda? El presidente me ha dicho que siga con el mismo plan"

Escrito por Carlos Rosende

Lunes, 03 Abril 2017 22:17
Facebook Twitter 53
Richard Barral, director deportivo del Deportivo. (Foto: RCD)
Richard Barral, director deportivo del Deportivo. (Foto: RCD)

Richard Barral, director deportivo blanquiazul, atendió a ElDesmarque en 'El Mundo del Fútbol' de Abegondo y analizó con detenimiento diferentes aspectos de la actualidad del Deportivo, como la llegada de Pepe Mel al banquillo coruñés, la destitución de Gaizka Garitano, la planificación de cara a la temporada 2017-18 o su desarrollo profesional en el Udinese italiano, "un master" del que guarda muy buenos recuerdos. Siempre autocrítico, Barral no rehuyó las cuestiones planteadas y plasmó a través de sus respuestas el tipo de fútbol que más le satisface.

¿Sigue pensando que la plantilla actual es superior al puesto que ocupa en la clasificación?

– Creo que el nivel de la plantilla es para garantizar la permanencia de una manera más holgada. La posición nunca la puedes prever, siempre hay un margen de cuatro o cinco plazas: diría que tenemos plantilla para estar entre el octavo o el noveno y el decimotercero. También hay que ser conscientes de que eso ahora ya no vale de nada: debemos mirar hacia delante, siempre hacia arriba y nunca hacia abajo. 

¿Considera un fracaso la destitución de Gaizka Garitano?

– Un cambio de entrenador es un fallo por parte de todos, en primer lugar mío, lógicamente, y pocas veces conduce a una mejoría más allá del aspecto anímico y motivacional. Otras veces sí, y en nuestro caso sí se produjo esa reacción. Aunque en otros momentos no se mueve el banquillo y también hay un cambio. El mejor ejemplo es el nuestro: empezamos mal la liga y después tuvimos una buena reacción en los meses de noviembre y diciembre. En cualquier caso, una destitución ni es grata ni es buena, lo mejor es tener continuidad en todos los puestos, incluido el de entrenador. Ocurre que cuando no tienes equipos sobrados es muy difícil mantener a los técnicos con la mentalidad que tenemos en España.

¿Le dolió especialmente su salida?

– Sí. Dentro del club Garitano era una persona aceptada, a nadie le gustó que tuviera que darse esa situación. Todos somos personas y todos tenemos sentimientos. Si al final nos olvidamos de los sentimientos, ¿qué somos?... Jugadores, dirección deportiva y Consejo, todos veíamos que Garitano estaba trabajando bien, que era honesto y que era una persona de club. En esa situación tienes paciencia y esperas a que lleguen los resultados. Después de que comenzasen a funcionar las cosas [noviembre y diciembre], volvimos de vacaciones en enero y por diversas circunstancias empezamos a caernos hasta que llegamos al partido de Leganés y ahí el 4-0 nos hizo mucho daño.

¿Qué falló a la vuelta del periodo navideño?

– La salida de Babel, la lesión de Carles Gil... Creo que todos nos acomplejamos un poco. Simplemente era sustituir a un gran jugador. Babel era y es un gran jugador pero no era el Deportivo.

¿Cómo es la relación entre el director deportivo y el técnico? ¿Tienden a mantener las distancias?

– Depende de cómo sea tu forma de trabajar. Yo jamás me meto en sus decisiones. Si hablo sobre el planteamiento o la alineación con el entrenador es porque me hace alguna consulta, sea el actual [Pepe Mel] u otro; si no me pregunta, jamás le hago una observación. Sucede igual cuando estamos en el mercado de fichajes, a mí me gusta consultar al técnico aunque la decisión sea del club. Mi relación con ellos siempre ha ido de menos a más, con todos he terminado muy bien. El único caso distinto es el de Víctor [Sánchez del Amo] por una serie de circunstancias que pasaron al final, pero mi relación hasta ese momento era buena y con los demás [Víctor Fernández y Gaizka Garitano] la relación terminó muy bien. 

¿Qué tres o cuatro cualidades son indispensables a día de hoy en un entrenador de élite?

– Lo principal es tener siempre un camino, porque el puesto de entrenador está muy expuesto a las críticas. El entrenador debe saber escuchar a su entorno, a su grupo de trabajo, pero no puede dejarse influenciar por agentes externos. También es necesaria una buena metodología de trabajo, un adecuado control del vestuario y luego la toma de decisiones durante los encuentros, que ya depende más del talento del propio entrenador. 

¿En qué momento se tomó la decisión de que usted debía viajar con el equipo?

– Desde que entré en el club tanto Fernando Vidal [consejero del área deportiva] como el presidente me dijeron que viajara con el equipo para tener siempre de cerca toda la información y poder verlo en directo tanto en casa como fuera. Además, aprovecho para ver algún partido donde estoy cuando me desplazo y para reunirme con agentes o clubes. Siempre tengo dos o tres reuniones en cada sitio donde jugamos.

Con los jugadores siempre ha mantenido un trato muy cercano...

– Sí, porque soy una persona de vestuario. Tú has podido ver un ejemplo de un jugador entrando en mi despacho [Juanfran] y qué relación [cercana] tenemos. Todos los días paso por el vestuario y hacemos nuestras bromas. Ellos saben diferenciar bien cuándo se puede estar así y cuándo hay que ponerse serio. Yo voy de frente con los jugadores y con los entrenadores y digo las cosas a la cara, es mi forma de ser. Si cuando renuevas a un jugador o tienes que echarle la bronca por algo se lo dices a él y no vas por detrás, no metes a terceros por el medio ni a la prensa, eso el futbolista lo valora. Y pido lo mismo: lo que me tengan que decir que me lo digan a la cara.

Si cuando renuevas a un jugador o tienes que echarle la bronca por algo se lo dices a él y no vas por detrás, no metes a terceros por el medio ni a la prensa, eso el futbolista lo valora.

¿Se ha llegado a sentir solo o desprotegido?

– Nunca. Tanto mis compañeros de secretaría técnica y sobre todo el presidente, Fernando [Vidal] y el resto de miembros del Consejo siempre me han arropado y valorado. Solo puedo decir maravillas de ellos. Cuando no piensen lo mismo, lo aceptaré porque es la ley del fútbol. Me iré sabiendo que dejo amigos más que jefes. Ser profesional no es solo que una persona sepa más o menos, trabajar bien o no, sino aceptar con naturalidad cómo funciona este mundo. Todos vivimos del resultado.

Cuenta con un compromiso verbal para prolongar su vinculación con el Deportivo por dos temporadas si se materializa la permanencia. ¿Ha tenido ofrecimientos de otros clubes?

– Afortunadamente desde hace años no me está faltando trabajo, aunque no siempre en un puesto principal. En ese sentido, yo no tengo problema, porque he venido de abajo y he estado en todo tipo de cargos: primer entrenador, segundo entrenador, director deportivo, scout, ayudante de director deportivo... A mí no se me caen los anillos. Ya digo, trabajo no me falta pero mi idea es continuar en el Deportivo porque eso supondría que las cosas van bien. Como dices, firmado no está, pero el compromiso está ahí.

En relación a su renovación, ¿le quita el sueño la reciente sentencia del Tribunal Supremo que estrangula un poco más la ya de por sí maltrecha economía del Deportivo?

– No soy un especialista en temas judiciales, pero sí pienso en lo que me afectaría. Cuando salió a la luz ese tema, inmediatamente llamé al presidente y me dijo que estuviese tranquilo. Y lo mantiene. Seguimos con el mismo plan, y si hay que cambiarlo, nos avisarán. Cuando se llegue a una conclusión sobre la deuda se nos comunicará pero ahora trabajamos como si no hubiese pasado nada.

Cuando salió a la luz ese tema, inmediatamente llamé al presidente y me dijo que estuviese tranquilo. Y lo mantiene.

Imagino que esta situación también afectará al crecimiento de la secretaría técnica. ¿Cuánto se ha desarrollado la parcela que dirige?

– Hemos dado un paso adelante, no solo en gente, también en medios. Hemos crecido pero todavía queda mucho por crecer, o al menos un poquito. Lo suplimos con mucho trabajo y mucha dedicación. Ahora mismo estamos en un buen momento y nos sentimos cómodos. El club está creciendo en todo: económicamente, socialmente y deportivamente.

¿Es optimista de cara a configurar una plantilla competitiva para el curso 2017-18?

– Creo que ahora tenemos algo muy avanzando: un equipo base con mucha gente en propiedad. En función de cómo quede el tema de Hacienda la idea es dar un paso adelante. Alguna propiedad y, si no puedes, buscar cedidos. Como es lógico, los mediapuntas y los delanteros tienen un coste muy alto, por eso encontrarlos no es difícil pero firmarlos en propiedad sí. 

¿Es la de Çolak una operación que el Deportivo intentará repetir este verano?

– Sí. Cuando traes a Çolak, lo haces como jugador libre y además con un porcentaje de propiedad altísimo. En el peor de los casos vas a tener retorno económico y una pequeña plusvalía. Y si triunfa, conseguirás una plusvalía grande. Cuando se ponen a tiro este tipo de opciones hay que cerrarlas cuanto antes. Al final tú te tienes que anticipar y jugártela por este tipo de futbolistas. Y está claro que hay un riesgo. Yo recuerdo cuando estaba en Udinese: te sale un Alexis Sánchez y te compensa la inversión en diez jugadores. En el Deportivo, si esperas a que el jugador ya triunfe y esté consolidado, no llegas, pasa a otro nivel de equipo, a otro mercado.

¿Qué recuerdos tiene de su experiencia profesional en Italia?

– Para mí Udinese fue un master. Al final trabajas para tres equipos, Udinese, Watford y Granada, aunque el Granada operaba un poco más al margen. Udinese distinguía dos líneas de trabajo: formar plantillas competitivas e invertir en jugadores que generasen plusvalías. Era tal el volumen de futbolistas que se manejaban y teníamos que ver tantos partidos al día que el aprendizaje era continuo.

En cierto modo Udinese fue un precursor. Ahora City Football Group, por citar un caso concreto, también opera con varios clubes (Manchester City, New York City, Melbourne City, una participación en Yokohama Marinos)...

– Efectivamente, aunque nosotros disponíamos de menos dinero. Lo interesante es tener claro que cuando fichas a jugadores de 16, 17 o 18 años algunos confirmarán todo su talento y otros se quedarán en el camino. Nunca hay que tener miedo. En esos años se vendió a Alexis, Zapata, Asamoah, Inler, Handanovic, Isla, Armero... Alexis se fichó con 16 años, Muriel también. Se hicieron buenas operaciones.

Hablando de buenas operaciones, ¿costará retener a Juanfran en verano?

– Hasta ahora hubo ofertas por él pero ninguna llegó a la totalidad de su cláusula. Nuestra idea es crecer, siempre que hagamos alguna venta no es solo con el objetivo de pagar deuda, porque eso te va a llevar a ser más débil; la idea es invertir una parte y mejorar el equipo. Hablo de Juanfran o de uno de los cuatro o cinco futbolistas por los que llegaron ofertas. Nuestra idea es quedarnos con todos, si vendemos es para crecer.

¿Tiene en mente rejuvenecer la plantilla?

– Queremos traer jóvenes pero también tenemos que contar con jugadores de rendimiento inmediato. En algunas posiciones quizá haya que rejuvenecer un poco la plantilla pero no en tantas como puede parecer: tenemos siete defensas en propiedad y si nos hacemos con Guilherme los cuatro mediocentros serán nuestros. 

En el caso del mencionado centrocampista brasileño, ¿preocupa más el precio fijado en la opción de compra o los plazos de pago?

– En ninguna de las dos cosas tenemos mucho margen. Primero, porque Udinese ha pagado una cantidad importante por él, y segundo, porque no podemos afrontar operaciones en cash salvo que nos entre dinero de algún lado. Esto último es innegociable. Lucas o Andone son operaciones importantes que hemos hecho y ninguna fue en cash.

¿Con Sidnei existe algún tipo de compromiso para estudiar su salida del club este verano?

– Ninguno. Sidnei es propiedad nuestra y el único compromiso adquirido es el del pago por hacernos con sus servicios hace unos meses [sonríe].

¿Qué opinión le merecen Gaël Kakuta y Ola John?

– Ninguno está jugando con regularidad y además los dos vinieron un poco cortos de preparación. Kakuta, que era la apuesta más segura, sufre un pequeño problema de salud que lo está frenando. En el caso de Ola John, venía de una lesión y el entrenador no cuenta mucho con él. La razón de haber firmado a los dos está relacionada con la marcha de Babel y la lesión de Carles Gil, porque en ese momento Garitano quería dos jugadores de banda. Ahora Mel usa en banda a futbolistas no específicos y eso hay que respetarlo. Si juega un centrocampista en la izquierda [Fajr], no te caben todos. Tanto Kakuta como Ola John son jugadores llamativos y cuando tengan confianza jugarán bien y gustarán. Kakuta es más conocido y rindió bien en el Rayo, por eso lo firmó el Sevilla en su momento. Luego se marchó a China. Sería importante que solventase ese problema porque estaba empezando a coger la forma, de hecho el día del Barcelona salió con otro ritmo físico, pero ahora se ha resentido de las mismas molestias que le están impidiendo encontrar continuidad. Ola John es más desconocido, un clásico de la sub-21 de Holanda, que debutó con la absoluta y por el que se pagó [Benfica] una suma importante. Hizo dos buenas temporadas en Portugal e inició una especie de cuesta abajo que con 25 años pensábamos que podríamos recuperar. 

¿Esperarán a final de temporada para tratar la continuidad o no de Germán Lux?

– Lo hablaremos cuando el equipo esté en una situación más definida. Para nosotros la portería no es un tema urgente porque a día de hoy contamos con tres guardametas. 

¿Tienen la intención de mantener un año más en el primer equipo a tres porteros profesionales?

– Será una decisión del entrenador. Llegado el momento nos sentaremos con él para tratar este tema. Ahora se han incorporado una serie de porteros al fútbol base y se está valorando si podrían hacer de tercer portero en la primera plantilla.

En ese sentido, ¿cómo valora la cesión de Rubén Martínez al Anderlecht? 

– En el Anderlecht no entró directamente en el once pero se le presentó la oportunidad de ser titular en Europa y la ha aprovechado. Y aquí su comportamiento siempre fue de 10. Para mí fue una buena medida, porque corría el riesgo de no jugar en toda la temporada y para él eso era un paso atrás. Además su cesión produce un ahorro económico para el Deportivo ya que el Anderlecht nos dejó como tercer portero a su titular durante el inicio de temporada [Davy Roef] y lo costean ellos.

¿Le preocupa que Andone y Borges carguen casi exclusivamente con la responsabilidad goleadora?

– No estaba de acuerdo al principio de temporada cuando se decía que a Andone le faltaba finura, porque la realidad era que no tenía ocasiones. En diciembre sí las empezamos a tener, a generar juego. El equipo ahí alcanzó una media goleadora buena: Andone marcaba casi cada jornada, Babel hizo goles, Çolak y Borges también. El problema lo tienes cuando llegas solo cuatro veces cada partido, ahí es normal que marquen siempre los mismos.

Para finalizar. ¿Seguirá buscando el mismo perfil de futbolista fino, asociativo y habilidoso en el mercado?

– Yo entiendo el fútbol así porque en cualquier deporte lo que predomina es la calidad. Y calidad también es que un central sea solvente defendiendo. Para crecer necesitas talento, y si mezclas talento y trabajo ya tienes a un jugador top; si no siempre estarás peleando por la permanencia. A veces se habla del esfuerzo... ¿El esfuerzo? Eso en el futbolista es algo que se presupone. Yo no quiero a un jugador de calidad que se desentienda. Te pongo un ejemplo: recuerdo una vez en un partido de Liga de Campeones en el que al Barcelona lo estaban metiendo en su propia área y no encontraban soluciones, en ese momento entró Iniesta al campo y dejaron de estar apretados. ¿Por qué será? 

De sus palabras deduzco que ha echado en falta una mayor valentía del Deportivo en los tramos finales de los partidos...

– Creo que cada partido es diferente, pero hay que leerlos bien. Cuando el equipo no es capaz de recuperar la pelota arriba, no veo mal meter un refuerzo atrás; pero a veces queremos tapar más y al final tapamos menos.

CLICK PARA COMENTAR

 

 

Agenda del Día Deportivo

Próximo entrenamiento

Tendrá lugar el 05/07/2017 a las por confirmar en Abegondo

Observaciones: Inicio pretemporada 2017/18

Parte médico

  • Joselu

    Afectado por Rotura periférica en su tendón de Aquiles derecho

    Alta prevista: Resto de temporada de baja

  • Luisinho

    Afectado por Esguince de grado 2 del ligamento lateral interno de su rodilla izquierda

    Alta prevista: Resto de temporada de baja

Próximos partidos

Deportivo-Las Palmas

Sábado, 20 Mayo 2017 a las 19:00h en Riazor

Competición: LaLiga Santander (J38)

Televisado por: Por confirmar

Así vamos...
Primera División PT PJ
14 Las Palmas Las Palmas 39 38
15 Real Betis Real Betis 39 38
16 Deportivo Deportivo 36 38
17 Leganés Leganés 35 38
18 Sporting Sporting 31 38
El Desmarque